• Academia IDH

La Academia IDH anuncia su primer litigio estratégico


La Academia Interamericana de Derechos Humanos, en el marco de las actividades de la Clínica Internacional de Derechos Humanos – dirigida por Luis Efrén Ríos Vega e Irene Spigno - y a través de la Coordinación de Litigación Estratégica del Centro de Educación Jurídica - coordinada por Carlos Arredondo Sibaja y Carlos Eulalio Zamora Valades - de la misma Academia IDH, ha asumido la defensa legal de Isaac Romero Molina, un ciudadano coahuilense a cuyo favor se busca la emisión de una sentencia que ordene al Registro Civil la modificación de su nombre y sexo en su acta de nacimiento.

Isaac cuenta actualmente con 22 años de edad y fue reconocido, al momento de nacer, como una persona de sexo femenino y con tal carácter se le inscribió en el Registro Civil bajo un nombre femenino. Desde hace seis años, sin embargo, inició un proceso de modificación de su apariencia física, conducta y nombre, a partir de reconocerse a sí mismo como una persona de sexo masculino. Hoy es reconocido por su familia, su círculo de amistades y las personas con quienes convive, como Isaac.

A partir del estudio del caso, la Academia IDH le propuso a Isaac, como ruta a seguir, el Juicio Especial de Rectificación de Acta de Nacimiento, previsto en los artículos 135 de la Ley para la Familia del Estado de Coahuila de Zaragoza y 134 del Código de Procedimientos Familiares para el Estado de Coahuila de Zaragoza.

En el escrito inicial de demanda, que ha quedado radicado en el Juzgado Tercero de Primera Instancia en Materia Familiar, del Distrito Judicial de Saltillo, se le ha solicitado al Juez que realice un control difuso de constitucionalidad y convencionalidad a fin de que ordene la rectificación del acta de nacimiento.

Los argumentos planteados al Juez están basados, por un lado, en los elementos de los derechos humanos a la vida privada y el libre desarrollo de la personalidad, a la integridad personal, a la personalidad jurídica y al nombre (reconocidos en los artículos 11, 5 y 3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos) y en la interpretación que de dichas normas ha dictado la Corte IDH, así como en la obligación que a todas las autoridades impone, el tercer párrafo del artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.

Por otro lado, y a partir de los derechos citados, se ha planteado al juez una línea argumentativa que se resume en los siguientes puntos:

1. Las actas de nacimiento no son documentos inmutables y la ley coahuilense contiene un procedimiento para que sean modificadas, a fin de “hacer constar de una manera auténtica todos los actos y hechos relacionados con el estado civil de las personas físicas” según lo previene el artículo 39 de la Ley para la Familia de Coahuila de Zaragoza.

2. Un individuo, en ejercicio de su derecho al libre desarrollo de la personalidad, tiene el derecho a reconocerse como alguien distinto a quien describe su acta de nacimiento.

3. El acta de nacimiento debe seguir al individuo y no al revés.

4. La discordancia entre la información asentada actualmente en el acta de nacimiento de Isaac y su realidad material se ha erigido en impedimento para que acceda al pleno goce de sus derechos, tales como el derecho al trabajo, la educación o la salud, debido a que es objeto de discriminación.

5. La jurisprudencia del Sistema Interamericano y de la SCJN han construido estándares que permiten a un juez de primera instancia superar el aparente obstáculo representado por el hecho de que la legislación coahuilense establece sólo cuatro causales para la rectificación de las actas de nacimiento, ninguna de las cuales se refiere a la posibilidad de que un individuo se reconozca como alguien distinto a la persona cuyos datos se encuentran asentados en el acta de nacimiento. Esto es así, porque a la luz de los estándares señalados y de los principios constitucionales, la norma coahuilense, en lo que hace a las causales para modificar un acta, debe leerse como una de carácter enunciativo y no limitativo.

El caso de Isaac es el primer litigio estratégico que la Academia IDH patrocina y con éste se inaugura una de las líneas de trabajo que se planteó desde su formación y que contempla, en el futuro inmediato, el inicio de nuevos casos que implican la búsqueda de sentencias orientadas a garantizar la protección efectiva de los derechos humanos en Coahuila y en México.


37 vistas

Escríbenos

Dirección 

Carretera 57 km. 13. 23354

Ciudad Universitaria. Arteaga, Coahuila.

Tel: +52 (844) 4 11 14 29

© 2017 Academia Interamericana de Derechos Humanos